Se expide el Decreto 1692 de 2020, que busca promocionar la actividad de adquirencia en el mercado colombiano por nuevas empresas que no necesariamente esten reguladas por la Superintendencia Financiera de Colombia, y que en cambio si ofrezcan una solución digital y disruptiva a la forma tradicional del sistema de pagos en Colombia.

El pasado 18 de diciembre de 2020, fue expedido el Decreto 1692 “Por medio del cual se modifica el Decreto 2555 de 2010 en lo relacionado con los sistemas de pago de bajo valor”, y tal y como lo menciona su exposición de motivos, dicho Decreto busca promocionar la actividad de adquirencia, permitiendo que la misma actividad sea ofrecida por actores que no necesariamente esten vigilados por la Superintendencia Financiera de Colombia, pero que si complementen los esquemas tradicionales con modelos de negocio disruptivos. Así las cosas, en cambio de tener efectos restrictivos en el mercado, dicho decreto amplía el número de actores que pueden desarrollar la actividad de adquirencia y en tal sentido promover los pagos por medios electrónicos teniendo comisiones accequibles, sobretodo para pequeños comercios que ven limitado el acceso a estas soluciones.Los requisitos exigidos en materia de solvencia y capital a los interesados en el mercado de adquirencias, buscan garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con los participantes y usuarios de los sistemas de pago.Por otro lado, en caso que estos nuevos actores no puedan cumplir con los requisitos impuestos en este decreto, podrán actuar como proveedores de servicios de pago de un adquirente.

Comparte este contenido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Hablar
1
¡Hola! ¿Cómo estás? Comencemos una conversación que cambiará tu negocio. Haz clic en hablar.